Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016

124

No le digas a nadie
que cuando las luces se marchan nos convertimos en duendes,
en seres de la noche de cuerpos grisáseos
que saltan entre las estrellas y aparecen tras la niebla.
Que ríen en la oscuridad.
No le digas a nadie
que antes de que salga el sol nuestra crisálida se abre,
y aparecemos renovados tras la noche,
y nuevamente tenemos este cuerpo mortal al que afectan los segundos
y esperamos la noche para metamorfosearnos de nuevo.

123

Ven conmigo a escribir sobre un lienzo de arco iris,
solos tú y yo robándole el alma a sus colores.
Un abrazo es lo único que necesitamos
para que el caos se desate.
Sueña conmigo una vez más
y la próxima vez arrástrame a la realidad
a tu lado.

122

¡Vamos a ver arder la luna!
Antes del baile entre ángeles y arañas.
Veamos nacer un fénix púrpura
entre las cenizas de las noches de otoño
y los fuegos matinales del sol
que nos contempla desde su trono
y nos cuenta historias de décadas pasadas.

121

Entre la noche de trémulas estrellas,
la geografía de pieles erizadas.
Un momento, simplemente un momento,
el presente reflejado en tus pupilas
y constelaciones agitándose
humedecidas con el rocío
y con la pasión del instante.
Mis dedos han salido a pasear
sobre tu piel.

120

A veces soy solo
el poco de aire que queda al final de una frase,
el último latido antes de quedarte dormida,
el eco de un suspiro perdido entre murmullos,
la última gota que queda en el vaso,
el último paso antes de cambiar de rumbo.
A veces soy solo aquello que queda,
como una sombra en el último instante de un atardecer
estando presente ese último momento
antes de que todo desaparezca.

119

Ella, que pertenece a las horas del ayer,
en sus ojos se refleja un deseo ya expirado
y en sus labios solo queda el rancio sabor de los besos,
de esos que pertenecen a un día antes de separarnos,
de esos que recuerdan lo lejos que está el pasado
y lo cerca que se encuentra nuestra tumba.
Hoy quiero mirarte como eras antes,
solo por un instante...
Que las manecillas retrocedan sus caminos
y que nuestras almas olviden las heridas
y dejen para el futuro el desengaño.

118

¡Cuánto daría por un día en mi pasado!
Despertarme en la cama de mi niñez y abrazar a mis abuelos,
salir a correr con mis amigos de infancia
y verme reflejado en las aguas del ayer,
lejos de estas sábanas enfermas
y de estos soles grises que solo iluminan mi amnesia
y arrastran mi tiempo moribundo hacia su tumba.

117

Entre el aire que rasguño a cada segundo
busco un poco de tu aliento,
busco tu aroma, tu esencia,
busco el mundo perdido en el tiempo.
Entre el viento que intento sofocar
busco tu voz, un suspiro, un gemido,
busco tus sueños, tu presencia,
y siempre termino aquí,
en medio de la niebla que nace
con la primera bocanada.

116

No es el tiempo
más que la sangre que recorre nuestros días,
que calienta nuestras pasiones
y que enfría nuestros recuerdos.
No es el tiempo
más que aquello que nos ata al ahora
y nos acerca a la muerte
y nos aferra a la vida.
Este segundo ya ha pasado
y solo nos queda el resto de nuestra vida.

115

Nada más cruel
que ese vacío convertido en soledad.
Ese que amenaza con devorarlo todo,
con aniquilar mi existencia,
con destruir mis ilusiones.
Sigo convirtiéndome en vacío
un día más allá del hoy.

TEMPO relatos furtivos, ya disponible

Ya se encuentra a la venta mi primer libro. Lo puedes encontrrar en físico a través de este enlace TEMPO versión física, o también puedes conseguir la versión para kindle en este enlace TEMPO versión kindle.
Tras seis años de trabajo en este proyecto, me enorgullece compartir con ustedes esta obra, mi ópera prima.
Espero que disfruten de esta aventura llamada TEMPO. #somostempo