Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

66

Dibujé en una gota tu rostro
y la dejé caer sobre la ciudad,
la convertí en un océano.
Una lágrima convertida en lluvia
y en una excusa para inundar los recuerdos.

65

En blanco me quede
cuando giré aquella esquina en mi destino,
cuando me estrellé contra aquellos ojos.
En blanco mi mente quedó
aturdida por tu presencia.

64

La última vez que le vi
estaba pálida aquella mañana,
con sus manos aferradas a los recuerdos
y su mente fija más allá del cielo.
La última vez que le vi
fue un instante congelado,
una imagen que se había quedado sin tiempo
y sin poder decir adiós.

63

Hoy tengo muchas ganas de ti. Extraño tu aroma.
De pensarlo, se me eriza la piel.
Recuerdo la última vez, cómo saboreaba el momento contigo,
cómo te saboreaba completamente.
Hace algún tiempo que nada más ocurre, que te busco en otras,
pero sigo sin encontrarte.

62

De nada sirve ser libre
si estoy preso por tus ojos.
No respiro tranquilo
si tu presencia me quita el aliento.
No hay libertad
si no estoy contigo.