Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

31

He pasado página.
Lastimosamente, lo escrito del otro lado
traspasa con sus marcas a este.
Ese ha sido el problema,
el de haber marcado tanto mi pasado...
Que el futuro solo podrá verse mejor
si escribo un nuevo libro,
en vez de solo pasar página.

30

El reloj solo avanza en un sentido, siempre constante en su cambio. Mi vida detenida en un instante que ocurrió hace mucho tiempo. Dos manecillas superpuestas,
la del ahora y la que marca el ayer. No se puede vivir en dos tiempos
sin dejar de vivir en ambos.

29

Te veo sonreír y mi universo se altera, muta, se convierte en algo más. Evoluciona, se aceleran mis latidos, mi piel se eriza y mi interior se torna incontrolable. Tu sonrisa es el génesis de mi felicidad.

28

Obnubilado aún por el último trago
empiezo a regresar al mundo de los que despiertan,
de los que resucitan de la noche oscura de la amnesia.  A mi lado, maraña de largos cabellos sobre la almohada.  Piel desnuda, un recuerdo abordando mi mente  en el Apocalipsis de la noche anterior.  La amnesia empieza a desaparecer con los primeros rayos y el recuerdo de placeres prohibidos
comienza a abrirse paso por mi presente.

27

Mariposas con alas de cera vuelan cerca tuyo sabiendo que tu calor las derrite, serás su perdición. Orugas que desearon una vez volar... Yo sigo recorriendo mi mundo con alas derretidas. Una oruga que quiso ser una mariposa pero no llegó a ser más que un suspiro con alas de cera.

26

Un ave canta fuera,
sus melodías pasan a través de mi ventana.
Son la única compañía en esta larga tarde,
recordándome que del otro lado hay todo un universo,
recordándome que estoy ahora en silencio
en un instante olvidado por el mundo
donde solo su canto me recuerda que existo.
¿Existo?