Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

107

Sumergirme en tus cristalinas aguas,
buscar lo que te mora, lo que habita en ti.
Bajo tu tranquila superficie
habitan remolinos,
turbios pensamientos.
La pasión a la deriva.
Eres lo que puedo sentir
más allá de la tormenta.

106

Sigilosa idea,
te escondes en mi mente,
te alimentas de pequeños pensamientos,
te escondes de mí, de mis trampas.
Soy un cazador en tu búsqueda,
que el día que te encuentre
te convertiré en palabras
y nunca más podrás escapar.

105

Largas miradas sobre el tiempo,
sueños envueltos en realidad.
Tu existencia solo hace que sueñe,
que imagine ese momento único en que estés
cerca, muy cerca de mí.
Un último aliento, un último sueño
perdido entre delirios y sentires.

104

Tu mirada me despierta,
hace vibrar mi ser,
enciende mi alma.
Suspiros espirituosos,
condéname a tus ojos,
enciérrame en tus recuerdos.
Mírame, recórreme, siénteme.
La pasión no la rigen los cuerpos,
la domina las ansias.

103

Aquel beso que dejó, travieso,
aquellos momentos llenos de delicias.
Sus ojos fijos en mi memoria,
tatuados en indelebles recuerdos.
Sus dulces labios como el néctar más deseado,
su piel dulce y suave como nubes primaverales.
Ella es la armonía hecha mujer.

102

Sueño que soy luciérnaga,
intermitente vuelo,
vivo entre luz y sombras,
titilando como una estrella moribunda,
como el parpadeo del fuego.
Un insecto capaz de apagar tus días
e iluminar tus noches.

101

Qué tan pequeños y frágiles somos
y qué tanto encerramos en nuestro universo.
En una lágrima guardamos el dolor más grande
o la más inmensa de nuestras alegrías.
Un océano se forma con nuestro sudor
y un segundo se divide en fragmentos del infinito.
Con nuestros ojos podemos ver el horizonte
pero no vemos mucho más allá de nuestras ideas.