Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

120

A veces soy solo
el poco de aire que queda al final de una frase,
el último latido antes de quedarte dormida,
el eco de un suspiro perdido entre murmullos,
la última gota que queda en el vaso,
el último paso antes de cambiar de rumbo.
A veces soy solo aquello que queda,
como una sombra en el último instante de un atardecer
estando presente ese último momento
antes de que todo desaparezca.

119

Ella, que pertenece a las horas del ayer,
en sus ojos se refleja un deseo ya expirado
y en sus labios solo queda el rancio sabor de los besos,
de esos que pertenecen a un día antes de separarnos,
de esos que recuerdan lo lejos que está el pasado
y lo cerca que se encuentra nuestra tumba.
Hoy quiero mirarte como eras antes,
solo por un instante...
Que las manecillas retrocedan sus caminos
y que nuestras almas olviden las heridas
y dejen para el futuro el desengaño.