Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Por los Caminos de mi Valle

Voy imprimiendo mis pasos
por los caminos de mi Valle.
Rodeado de montañas y de sueños
miro al sol danzando en el cielo,
desnudándose, quitándose el ropaje de nubes.
Miro al cielo, un azul puro.
Un ave vuela y lanza un suspiro,
un azulejo camuflado entre la inmensidad
deseando ser uno con ella.

Un riachuelo murmura palabras inteligibles
acerca de ilusiones y de amor.
Susurra un canto a los árboles
y los peces danzan en el agua,
cantan dentro de ella burbujeantes melodias,
le acompañan.

Los verdes campos se extienden
más allá de mi mirada.
La tierra nos ofrece sus frutos
nos permite vivir en un paraíso.
Nos permite vivir en un sueño,
un colorido sueño.
No quiero despertar.


Noche de Navidad

Un dulce aroma inunda el ambiente,
el dulce aroma de la navidad.
El calor de las personas, los murmullos,
los niños jugando y riendo aquí y allá.
Toda la familia reunida esta noche,
esta cálida noche de navidad.
Un brindis por los que están,
otro por los que se fueron.
Un brindis por los que no estarán más.
La música danzando en el aire.
La familia, mi familia, reunida.
Las copas rechinan,
los platos desnudos sobre la mesa.
pronto se encontrarán llenos
de manjares y de alegrías,
de buenos deseos, de esperanzas,
de anhelos y de fantasías.
Abro los ojos y la mesa vacía me devuelve la mirada.
En estos momentos mi familia reunida mira una silla vacía.
Levanto mi copa y hago un brindis por los ausentes,
por todos aquellos que me esperan al otro lado del océano.
No he olvidado la ruta,
solo que no sé cómo regresar.
Mil felicidades para ellos allí,
para todos los reunidos esta cálida noche de navidad.
Quizás, el otro año podamos estar reunidos,
que nuestras copas rechinen y nuestras risas resuene…

De Ella

De ella sé que duerme con un rosario
enredado entre sus dedos para que no escapen sus oraciones.
De ella sé que sus cristalinos ojos enmarcados en sus rizos
reflejan la pureza de su alma.
De ella sé que se esconde bajo las cobijas
de todos los monstruos que la buscan en la noche.
De ella, conozco sus miedos y sus más grandes anhelos
que tiene encerrados en una cajita de cristal,
donde todos pueden verlos.
De ella sé que ahora es madre
y nació para serlo por siempre.

Lluvia Gris

De nada sirve que el arco iris se asome tras la tormenta
si sus colores son solo una escala de grises.


No sirve de nada que el tornado se marche
si se lleva todo aquello que encontró a su paso.

Tu vestido se enredó en la maraña del ayer.
Algunas ramas se escondieron en tu cabello para escapar,
para huir del bosque que les tenía presas.

Hoy ya solo llueve tinta sobre la ciudad
y cae sobre las palabras que escribí ayer.
Los truenos ahogan todo lo que te dije
y se marchan desafiantes, fulminando ilusiones.

Tras la tomenta todo es gris:
los árboles, las calles y las ilusiones.
Ahora los pájaros solo cantan opacas melodías.

Nieve

Blanco sobre blanco,
la nieve sobre tu piel esta noche.
Los susurros del viento arrastran profecías,
silban entre la oscuridad,
entre las tinieblas del pasado.

Tus manos frías y blancas
descienden en copos del cielo.
Desciendes fría, agitada por el viento.
Desciendes en calma,como un fantasma.

No sé qué pensar cuando te miro,
cuando te veo descender como un ángel,
como lágrimas congeladas,
como nubes en miniatura danzando.
La nieve te cubre, te envuelve.

No sé si estás allí o desciendes,
no sé si tus manos están entre las mías
o solo es el blanco que escapa de mis manos,
como granos de arena en el reloj de tiempo.
Las palabras no brotan de mi boca,
mi saliva se congeló
y mis palabras quedaron colgadas en el vacío.