Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Saliendo del Librero

Fué muy difícil admitirlo, pero uno es lo que es. He negado mi naturaleza, he permitido encerrar mis deseos en un cuarto oscuro durante mucho tiempo. Desde hacía mucho lo sospechaba, hubo varias señales relacionadas con esto. Desde niño, cuando prefería hacer cosas un poco diferentes a los demás chicos. Mi mente seguía creando historias, navegando en el universo de los sueños, viviendo en mundos fantásticos. Después ocurrió el colegio. Alguna vez dije en casa: "Quiero ser escritor" y lo tomaron como una locura pasajera, como algo de la edad que ya pasaría.
Y entonces, sin previo aviso, una historia se me escapó de las manos y fue a parar a un concurso en mi pequeño pueblo. Y estuve entre los ganadores. Sin embargo, el fantasma de lo poco próspera que podría ser la vida de escritor flotaba sobre mi cabeza.
Un buen día salí de mi pueblo y me fuí a Bogotá a estudiar en la universidad. Allí tuve contacto con otras cosas, algunas nuevas influencias rozaron mi mente y me llenaron co…

Mujer

Hace mucho tiempo
las estrellas dibujaron su nombre
y el tiempo empezó a correr.
La belleza empezó a danzar,
a tomar forma de un bello ser.

Girando entre la multitud de la nada
los colores aparecieron.
El rojo se convirtió en sus labios
y el blanco tomó forma en su sonrisa
y su cabello, la oscuridad presente.

El caos lo reinó todo a su alrededor,
creó con astucia su alma pura.
La música apareció de repente
llenó de acordes el universo
y llenó su voz de dulzura.

El tiempo llegó girando
y la rodeó con deseos.
Le dio el don de hermosearse
con cada ciclo lunar,
con cada día, con cada lluvia.
Con cada lágrima, con cada gota de sudor.

Finalmente las palabras la bautizaron,
cayeron como un río y bañaron su piel,
la llenaron con su magia.
Le dieron el nombre con el que el mundo las amaría:
MUJER


Binario

El mundo encerrado dentro de lo binario,
dentro de la paridad...
Dentro de los ceros y los unos,
de los sueños y de la fantasía,
del hombre y de la mujer,
del bien y del mal,
del día y de la noche.

Somos opuestos y nos complementamos,
somos una parte de lo que falta al otro.
Pero no podemos completarnos totalmente,
porque como cuando ocurre un eclipse,
cuando el sol y la luna se abrazan,
lo completo termina siendo lo incompleto...
Y nuestros mundos opuestos nos llaman
y nos invitan a ser uno con ellos.
Pero tu ser me invita a ser uno contigo...
una parte de lo que falta al otro.
Dentro de la vida y de la muerte,
del amor y del odio,
de la alegría y la tristeza,
del sol y la luna,
de mi cuerpo y del tuyo.

Como Ayer

Quiero que me recuerdes joven,
quiero que al regresar a tus memorias me encuentres
como ayer.

Yo siempre te recordaré así como cuando te conocí,
radiante de energía como el sol de verano,
cálida, llena sueños.
Caminando a tu lado la suerte me acompañaba,
las montañas abrían paso a tu belleza.

Te recordaré como eras,
hermosa como un sueño de primavera,
como una flor nadando en las aguas del placer,
como una fuente de miel brotando de las entrañas de mi alma.

Quiero que me recuerdes como ayer.
Yo solo te puedo recordar como ayer,
cuando estuve vivo.

Geografía

Duermes tan tranquila como el agua en un lago.
Déjame verte reflejando la luna.
Tu respiración, como la brisa,
trae los aromas de otras tierras,
y tu piel es tibia.
Reposas como las tranquilas aguas de un lago,
bajo una sábana que ondea al viento.
Las olas de seda dirigiéndose a las costas de mi cordura.

Tu cabello esparcido sobre la almohada
como si de un manantial de deseos se tratara.
Soy el guardián esta noche de tu reposo.
Te veo desde la orilla de tus sueños,
sus aguas misteriosas me llaman y me tientan.

Tu cuerpo bajo las sábanas refleja la geografía de mis deseos.
Mi ser se encuentra deseoso de explorarte,
de recorrerte de principio a fin.
Quiero hacer un mapa
para no volver a perderme en tus ojos.


A medianoche...

Sueños interrumpidos
cuando las manecillas se alzan jubilosas.
Tan cerca que parecen ser una,
una en un instante.
Tu voz tiñe el aire de belleza
como la primera vez que la escuché.
Tu aliento embriagador me atrapa,
es una telaraña del tiempo.

Miro tus ojos...
El fin del mundo se vislumbra en ellos.
El calor me alcanza mientras huyo,
mientras mi existencia trata de escapar
sin moverse un ápice de mi lugar.

Vemos
el pasado y el futuro como una sola cosa,
una en un instante.
Esta noche nos encontramos de pie,
uno frente al otro,
como manecillas de nuestro destino.

Al final de la noche
los demonios regresan a sus cajas.
El frío me recuerda su existencia,
el viento me susurra incoherencias.
Y estás allí, conmigo,
manteniendo tu preciosa sonrisa,
una en un instante.

Rojo

Rojo como los carbones encendidos de la pasión,
como tus provocativos labios monstrándome el silencio.
Rojo, como el fruto prohibido del paraíso de tu alma,
como mi sangre burbujeante en vísperas del placer.

Rojo, como el color de la luna una noche oscura,
eclipsada por mi ser, como un ojo escarlata en el cielo.
vigilando al mundo y sus noches.

Déjame ser como el rojo,
intenso, profundo, indomable.
Como los pétalos que unidos se encuentran en la rosa,
así tú y yo nos encontramos esta noche.

Rojo, como el corazón del fuego.
Nuestras pasiones laten en los sueños de un zorro
que en medio de la noche, sigiloso,
se marcha envuelto en la oscuridad,
sin decirnos adiós.

Tropiezos

Hoy tropezaste,
pero no dejes que eso empañe tu sonrisa de cristal,
ni que nuble el arco iris de tus ojos.
No permitas que el mundo y sus destellos oscuros
apaguen esa energia interior
con la que bañas a quienes te rodean.

Hoy es el día de mirar en tu interior
y de hallar la fuerza que mueve al universo.
Hoy es el día de empezar nuevamente,
de hacerle frente con tu alma
y demostrar de qué está hecho tu corazón.

Todos caemos alguna vez,
lo importante es levantarnos y luchar.
Mantenernos vivos por lo que anhelamos,
por nuestros deseos, por nuestros sueños.
No te dejes arrebatar
todo lo que tu rostro encierra,
el infinito hecho una sonrisa...
La eternidad hecha mirada.