Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Hereje

Hoy, con muchas ganas de estar cerca de ti.
Pensando en tus cabellos que son el río de la noche
Y en tus ojos, como pozos donde las almas se ahogan,
donde se pierden para siempre.

Hoy, con muchas ganas de condenar mi alma por tu sonrisa
y de morir en la hoguera por acariciar tu piel.
Hoy me he permitido soñar con un beso tuyo
pero en el sueño terminaba encadenado a las sombras después.

Eres esa tentación que terminará condenándome.
Eres ese pensamiento que hace que mi mente se altere,
que mi sangre hierva, que mi piel se erice.
Eres todo por lo que valdría la pena condenarse.

Podría soportar el exilio del paraíso
y que las puertas del cielo se cerraran para mí eternamente.
Siempre que pueda vivir en tus ojos,
siempre que pueda vivir en tu recuerdo.

Disjuntos

Nuestras vidas siguen, continúan su camino.
Remotas la una de la otra, como si nunca se hubieran cruzado,
como si nuestra existencia no fuera más que un capricho,
como si la tempestad esperara detrás del arcoíris,
como si el corazón latiera una última vez...

Somos dos piezas de un ajedrez,
no sé en qué momento nos encontraremos cerca de nuevo.
Somos cartas de la misma baraja,
no sé cuándo estaremos al mismo tiempo en juego.
No sé si estaremos en manos distintas
o si alguna vez, en medio de la baraja, coincidamos.

Somos como dos gotas,
tú, como el perfume, llevada por el viento,
impregnando con tu aroma al universo.
Yo, como una gota de tinta en un papel,
pudiendo ser solo una mancha sin sentido
o siendo una palabra que cambie tu mundo.

No sé si fue una coincidencia conocernos
o si fue capricho del mundo el hacerlo.
Poner un par de piezas de ajedrez frente a frente,
jugar un par de cartas al mismo tiempo.
No sé si soy la nube de tinta amenazando con inundarlo todo
o si eres la nube de perfume impregnando co…

Alquimia

Tu voz es la melodía que me arrastra a lo profundo del océano
y tu cabello como las olas, que ondulando con el viento se mecen.
Cristalino, tu cuerpo me envuelve,
me llena, me aprisiona
y no me deja escapar jamás.

Tus labios son el fuego que abrasa todo al tocarlo,
tu piel enciende mis deseos y amenaza con quemarlo todo.
Puedo sentir tu calor al acercarme.
Hipnotizado, decido incinerarme.

Tu alma es el aire refrescando mis días.
Es el viento tranquilizando mis noches,
es tu aliento alegrando mi existencia.

Tu voluntad, dura roca
y tu tiempo, como arena que se escapa de entre mis manos.

Eres todo de lo que está hecho mi universo.


Para que te acuerdes de mí

Te regalo una rosa para que seas feliz.
Te regalo una tarde lluviosa para que refresque tu alma.
Te regalo una sonrisa para que sonrías,
para darte ánimos cuando las cosas no salen como deberían.

Te regalo un día soleado para que todo se ilumine a tu alrededor,
te regalo un soplo de viento para que se lleve tus penas.
Te regalo un abrazo para que sepas que no estás sola
y que siempre queda un camino por delante.

Te regalo una noche estrellada,
que con cada lucero tu futuro sea más brillante.
Te regalo un día precioso para que te acuerdes de mí.

Mil Noches

Hace mucho tiempo que no dejo de pensar en ti.
Recuerdo tus cabellos dorados como el trigo,
recuerdo lo blanco de tu piel
y anhelo mucho estar contigo
apreciando tus hermosos ojos miel.

Hace un año más otro que no te veo,
hace mil noches que no puedo apreciarte.
Te recuerdo como eras hace una eternidad
y a pesar de todo me ha sido imposible olvidarte,
he sido incapaz de borrarte de mi mente, beldad.

Pasará un año más otro o un siglo igual,
ya nunca más podré reconocerte.
Habrás cambiado con el tiempo y yo,
también se habrá alterado tu recuerdo en mi mente
y seremos otros como lo somos hoy.