Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Sin Nombre

El almuédano es ciego, 
el cocodrilo quedó para siempre a la deriva
perdido en el espacio,
el juglar está perdiendo la memoria.


Y tu que querías
que nos fuéramos de viaje en un instante,
que dejara aparcado mi presente,
escondernos en una penumbra
a ver atardeceres junto al mar.


Y tu que soñabas
que pasáramos mil noches bailando,
aunque sabes que no me gusta bailar.
Que nos perdiéramos...
pero no puedo perderme.


El almuédano es ciego,
el cocodrilo se queda sin oxígeno,
el olor de tu perfume se evapora
del cerrado almacén de mis recuerdos.
De mi corazón pende un letrero
que pide por favor no molestar.

Almuédano

Eres

Eres la excusa perfecta para vivir,
para despertarme otro día más y mirar al destino con rostro desafiante,
para ver el futuro con las manos llenas de esperanza.

Eres ese amanecer lleno de luz
cubriendo mis días y mi cielo.
Eres ese arcoíris después de la tormenta
el que me recuerda que salió el sol de nuevo.

Eres la lluvia que me baña,
eres la risa que apaga los sollozos.
Eres sueño, eres luna, eres las estrellas.
Eres quien me recuerda qué significa el latir de mi corazón, quien me acompaña cuando camino solo sobre la arena. Eres la esperanza cuando miro tus ojos, eres día, eres luz, eres sueño.

Esperándote Bajo la Lluvia

Me quedé esperándote bajo la lluvia,
me quedé sentado en medio de la tarde mojada.
No sé si perdiste mis huellas en el barro
o si el camino se borró con el agua.

Aquí, temblando, te espero.
Tiritan mis esperanzas.
Hace tanto frío que llega a mi corazón
y cala hasta mis entrañas.

No sé si tus pasos se perdieron entre las gotas
o si es la excusa perfecta para desaparecer.
Volverte una con las aguas que te rodean,
volverte lágrimas, sudor, sangre y lluvia.

El cielo llora
y mi interior lo soporta.
El rastro se pierde para siempre
y aquí estoy, esperándote bajo la lluvia.