Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Melancolía

Tras aquellos perfumes rotos de recuerdos,
tras las caricias desvanecidas por el tiempo.
Envejecidas las imágenes de ayer,
enrarecidos los suspiros del pasado.
Allí dormita aquel demonio de nombre Melancolía.

No hay más tiempo que el que avanza hacia adelante,
ni más camino que el que está frente a nosotros.
Atrás quedaron los pasos que dimos.
Que no despierten al demonio de su sueño,
que no nos tienten sus ronquidos a mirar.
Que no despierte y nos atrape
y nos enrede en sus tentáculos
y nos asfixie con su peso.
Que no maldiga nuestra senda con perfumes rotos
ni con caricias desvanecidas.

Que se mantenga bajo el sueño
donde sueña ser un sueño
y no Melancolía.

100

Perdóneme si mi voz en su mente le molesta al leer esto,
y que espero que no sea un atrevimiento dedicarle unas palabras,
de todo corazón espero no incomodarla.
Un dado que se arroja a la incertidumbre,
así es mi mirada al posarse sobre usted.
Y cuando sus ojos se posan sobre mí, todo mi cuerpo tiembla.
No sé si sea un atrevimiento pedirle que me mire de nuevo
y que la próxima vez que me vea, me sonría.

99

No quiero ya tus promesas
ni tus miradas encantadoras.
No deseo tus tentaciones
ni tus cantos de sirena en alta mar.
No te escucho más,
una sombra no me puede hablar,
un reflejo en medio de la nada,
un suspiro en el vacío,
una mirada en la oscuridad.