Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

46

Un coctel de maquillaje y de lágrimas.
Ella, en un aeropuerto, una mañana,
arrastrando el peso de su equipaje por los pasillos,
aunque más pesado sigue siendo el adiós entre líneas.
Un destino donde hay un fin y un comienzo
y donde siempre habrá algo nuevo por conocer y algo por olvidar.
Último llamado para abordar...
Pasajeros con destino a otra oportunidad.

45

La luna y el sol se reunieron para bailar un día,
para danzar sobre el cielo y cubrir al mundo con luz y sombra.
Él, con el calor y ella con su belleza.
Se eclipsaron y crearon la danza, crearon la magia.
Los amantes eternos, destinados a encontrarse alguna vez en sus vidas,
para luego perderse en el horizonte, diciéndole adiós al firmamento.

44

Algo se ha perdido en el camino,
el viajero cansado mira con tristeza su equipaje.
Sus arrugas, como sendas por las que ha pasado muchas veces,
sus zapatos gastados y sus sueños
y con solo algunos minutos más de camino.
Sueña con el día en que llegue a su destino.

43

Hoy he salido a dar un paseo con tu recuerdo,
con esa hermosa imagen que habita en mi memoria.
Conversamos animadamente del pasado
y en algún momento, en nuestro recorrido,
nos reímos de todo lo que había acontecido.
Eres encantadora hasta en mi imaginación,
es una lástima tener que decirte adiós.

42

Soy una araña
que deambula por los hilos tejidos entre pentagramas,
durmiendo entre las notas que surgen
de las cuerdas en las que reposan mis plegarias,
enredando a mi presa entre dulces melodías.
Me balanceo entre acordes
y tejo un arpegio entre pausas.
Cuando otra sinfonía ha terminado
me retiro para descansar entre el silencio.

41

Los dos árboles, viendo pasar las nubes,
mecidos por el viento, danzando con la lluvia.
Los dos árboles como dos viejos amantes,
vestidos de verde o con su piel desnuda,
juntos durante las estaciones que les esperan...
Dura corteza aguantando las horas.
Los dos árboles como testigos de nuestra existencia.

40

Yo, recorriendo mi mente, los caminos del tiempo.
Caminando por sendas que conozco y otras que no.
El futuro y el pasado se enredan en un abrazo
y forman entre ellos el mágico presente.
Bajo los cielos púrpura, los libros volando.
La luna, un terrón de azúcar flotando sobre nosotros
y las estrellas hechas de semillas doradas
esperando retoñar antes del próximo amanecer.