Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Vespertina

Caminan los sueños sobre la arena,
murmullaban las olas.
Los suspiros convertidos en vientos,
mi navío estremecido tras la tormenta.

Flota, flotamos
en la tarde silenciosa lo hacemos,
sobre el vaivén de indecisas aguas,
sobre lo que anhelamos y lo que tenemos.

Un cielo espléndido.
Un sol sobre aquella tarde,
aquella tarde que va y viene
sobre las olas del tiempo.

Todo parece cíclico,
todo encerrado en un instante,
uno que se repite sobre las olas...
Un instante que termina siendo esa misma tarde.


Las estaciones

Los juguetes, las tardes de juegos,
los árboles, el sol, los sueños,
la luna, los raspones, ropa sucia,
las guerras, los muñecos, caramelos,
las ilusiones...

Los cabellos, los besos, las caricias,
las mieles, las traiciones, el deseo,
la carne, la piel y los suspiros,
el sudor, las lágrimas, gemidos,
las pasiones...

El pasado, el ayer, los nudos,
lo hecho, lo que no, desnudos,
lo soñado, los fantasmas, los anhelos,
melancolía, la nostalgia, los desvelos,
los recuerdos...

El temblor, el ocaso, el frío,
la soledad, desvelo, desvaríos,
los pies pesados, las manos débiles,
cabellos blancos, piel ajada
y el olvido...

Y todo vuelve a iniciar bajo otra piel.